You might want to visit our North American website:

Reformas de bloques de apartamentos

Todos los edificios tienen que reformarse en algún momento. Si hablamos de tiempo y costes, a menudo hacer mejoras esenciales en la ventilación es todo un reto tanto para los propietarios de edificios antiguos como para la comunidad de vecinos. En muchas viviendas hay además problemas de humedad y radón que deben eliminarse mediante la ventilación, a la vez que se mejora la eficiencia energética.

Factores a tener en cuenta en proyectos de actualización

  • Soluciones para todos los presupuestos

  • La solución de mayor eficiencia energética a largo plazo consiste en pasar a un sistema de ventilación por intercambio de calor aire-aire

  • La elección de una solución centralizada o descentralizada debe basarse en la instalación existente

  • Lo ideal es elegir productos o sistemas que puedan conectarse, se adapten a la demanda y estén preparados para el futuro

Un planteamiento de las actualizaciones a largo plazo

La mejor solución desde una perspectiva de eficiencia energética a largo plazo es convertir la solución existente en un sistema de ventilación por intercambio de calor aire-aire para lograr el ambiente interior ideal.

La conversión de un sistema de ventilación natural por extracción de aire exclusivamente a un sistema de ventilación aire-aire plantea algunos retos:

  • Opción de conservar los conductos actuales
  • Espacio para nuevos conductos
  • Ubicación de la unidad
  • Solución de protección contra incendios
  • Conexión con los conductos de humos de las cocinas existentes

Una solución consiste en instalar una unidad compacta de un elemento para tener flexibilidad con la actual distribución del edificio. Disponer de varias opciones para la ubicación de los ventiladores y de las conexiones de los conductos significa que se puede ahorrar espacio para la instalación y también facilita la sustitución de las unidades cuando llegue el momento.

Cómo funciona la ventilación por intercambio de calor aire-aire

Pasa al siguiente nivel con el control en función de la demanda

Si el objetivo es optimizar la eficiencia energética, el sistema que necesitas es uno que se adapte automáticamente a la necesidad de ventilación en cada apartamento. Con esta solución se conecta una unidad de ventilación central a través de conductos principales o de una compuerta a un armario de distribución para cada descansillo. 

En el hueco de la escalera, delante de la puerta de cada apartamento, se instala un armario técnico con compuertas motorizadas y sensores de calidad del aire, humedad y temperatura. Estos armarios se acoplan a un cartucho cortafuegos con compuerta de incendios para que el nivel de seguridad contra incendios sea mayor. Desde el armario técnico/cartucho cortafuegos se introduce el conducto en el vestíbulo del apartamento hasta un armario de distribución. Se instala un bucle con conductos para el aire de impulsión y retorno en la esquina entre el techo y la pared del vestíbulo. Este bucle se cubre con una canaleta prefabricada que resulta discreta y estética. En los interiores que requieren aire de impulsión o de retorno, se practican orificios en las paredes correspondientes. 

Sin molestar a los vecinos.

La unidad de ventilación central se controla por presión. Cada apartamento se regula independientemente desde los armarios técnicos en los que se ajusta el caudal de aire automáticamente en respuesta a la señal de los sensores de calidad y humedad del aire. Si bien estas actualizaciones mejoran la ventilación para el máximo confort de los ocupantes y usuarios del edificio en general, también garantizan un funcionamiento eficiente, ya que solo se proporciona ventilación cuando se necesita.

Más información sobre sistemas centralizados adaptados a la demanda

¿Cuánto puedes ahorrar?

Con una unidad de ventilación con intercambio de calor aire-aire y clase energética A, el ahorro es de 40 kWh/m² al año. Para una estancia de 160 m² con ventilación natural (no mecánica), el ahorro anual de instalar una unidad aire-aire de clase energética A supone 6400 kWh anualmente según el modelo de cálculo basado en la Directiva sobre diseño ecológico.

Una unidad aire-aire de clase energética A quiere decir una unidad con una construcción eficiente desde el punto de vista energético y con ventilación en función de la demanda. La renovación del aire en los apartamentos se controla mediante sensores que aumentan o disminuyen la tasa de renovación del aire en función del número de ocupantes y la calidad del aire.

Centraliserad eller decentraliserad lösning?

Här kan du läsa mer och jämföra olika alternativ på systemlösningar. Glöm dock inte att valet av system bör baseras på den befintliga installationen.