You might want to visit our North American website:

¿Debería desactivarse el aire de extracción?

Esta pregunta se basa en la idea de que al detener el aire de extracción en la unidad de tratamiento de aire, el riesgo de introducción de aire viciado en el flujo de aire fresco se elimina totalmente.

Esto también puede deberse a un malentendido: la operación con todo el aire nuevo no implica detener el aire de extracción.

Recordatorio del funcionamiento del sector de purga

El recuperador rotativo, que gira sobre sí mismo, es atravesado alternativamente por el aire de retorno o extracción y el aire fresco del exterior; de esta manera, acumula la energía térmica sensible y latente de uno de los dos flujos para transferirla al otro. Una pequeña parte del aire extraído podría permanecer dentro de la rueda y mezclarse con el aire fresco.

El sector de purga, que evita este fenómeno, consiste básicamente en un pequeño tabique con la forma adecuada que, gracias a su geometría y al aprovechamiento de la presión diferencial existente entre el caudal de retorno y de impulsión, evita la recirculación de este caudal de aire viciado antes de que la rueda entre contacto con el aire fresco.

Para garantizar la eficacia de la sección de purga, es necesario que las presiones presentes en el interior de la unidad estén correctamente equilibradas y que los ventiladores, estén colocados adecuadamente.

Este funcionamiento también se explica en el siguiente video:

https://www.youtube.com/watch?v=SSbfLgkhwX4

Análizando las imágenes, estando estas dos zonas en depresión, el aire pasará de la zona con la depresión más baja (-120Pa) a la zona con la depresión más alta (-340Pa), flecha verde.
El caudal de fuga va del aire exterior al aire viciado o de extracción, de manera que el aire impulsado después de la rueda es por lo tanto el 100% aire de renovación, ya que el aire usado para "lavar la rueda" se expulsa fuera del edificio.

En ausencia del sector de purga, una parte del caudal de aire de retorno podría mezclarse con el de impulsión, creando una fuga no deseada. Por lo tanto, el sector de purga permite la eliminación de la parte residual del aire expulsado dentro del recuperador, llevando el nivel de fuga a mejores valores que muchos recuperadores de flujo cruzado del mercado.

Las presiones indicadas en el boceto son indicativas y tomadas del lado de la rueda.

Queremos recordar que las unidades Swegon incluyen placas reductoras de presión que junto con las tomas de presión presentes en las unidades, hacen posible durante la fase de puesta en marcha, ajustar correctamente el equilibrio entre los caudales de aire, asegurando que el mismo no se transfiera desde el lado de retorno al de impulsión.

¿Qué pasa si el ventilador de extracción se detiene?

Cuando el ventilador de extracción se detiene, la presión en todo el conducto de aire de extracción, aguas arriba y aguas abajo del ventilador, volverá a la presión atmosférica, por lo tanto mucho más alta que la presión negativa en el lado del aire fresco.

La presión negativa del lado del ventilador de aire fresco, por lo tanto, aspirará aire de la zona de extracción (aire viciado), flecha roja.

El resultado obtenido es exactamente lo contrario al objetivo deseado.
El aire de impulsión se contaminará con el aire del conducto de extracción.

Recomendamos no desactivar nunca el aire de extracción.

Los edificios son ahora muy herméticos, el funcionamiento sin aire de extracción pondría el edificio en sobrepresión. Como las únicas salidas al exterior están en la envolvente del edificio, se perdería el control sobre los movimientos de aire interno, posiblemente propagando la contaminación y causando ruidos de silbidos muy desagradables en las puertas.