You might want to visit our North American website:

Renovaciones de distintos tipos

Es casi imposible encuadrar lo que es realmente una renovación, puede ser casi cualquier cambio en un edificio. Dependiendo del alcance de la renovación, se pueden tomar una serie de medidas para aumentar la eficiencia energética. Esta parte de la guía se centrará en los aspectos relacionados con un cambio significativo del edificio y/o la ventilación, calefacción y refrigeración (HVAC), pero tenga en cuenta que casi cualquier cambio en un edificio puede requerir ajustes de la solución HVAC.

Al renovar, asegúrese de hacer las cosas bien

A raíz de la crisis climática y en el contexto de numerosas iniciativas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, es importante hacer las cosas bien a la hora de renovar. Cuando decimos "hacer las cosas bien" nos referimos a seleccionar productos y sistemas que puedan ofrecer un buen clima interior a las personas que se encuentren en su interior, hoy y en el futuro, minimizando al mismo tiempo la dependencia energética.

Teniendo en cuenta lo anterior, si no se conoce completamente el uso del edificio, es posible utilizar sensores, ya sea en el interior del edificio en cuestión o en el interior de un edificio similar con patrones de ocupación y actividad comparables. Esos sensores recopilarán datos que pueden ayudar a comprender cuáles son las necesidades y los requisitos. Esta información, junto con una previsión del uso del edificio en el futuro, facilitará la selección de productos y sistemas en el presente.

 

Si quiere saber más en esta fase inicial, póngase en contacto con nosotros

Qué pensar sobre la Unidad de Tratamiento de Aire

consumo de energía

La unidad de tratamiento de aire (UTA) es un consumidor de energía crucial en una solución de ventilación, calefacción y refrigeración (HVAC). En proyectos de renovación de gran envergadura, o en casos en los que la unidad de tratamiento de aire existente carece de recuperación de energía, merece la pena evaluar una UTA existente, ya que cambiar una unidad de tratamiento de aire una vez realizada la renovación va a ser costoso y requerirá mucho tiempo.

Teniendo en cuenta los avances en materia de unidades de tratamiento de aire, se puede ahorrar energía prácticamente en todo el funcionamiento gracias a ventiladores más eficientes, posibles ajustes del clima interior, funcionalidades y controles adicionales, así como mejores intercambiadores de energía. Por ejemplo, los intercambiadores de energía actuales son mucho más eficientes y existen nuevas técnicas de recuperación de energía que pueden minimizar aún más el consumo.

Tamaño y normativa

Las leyes y normativas sobre el caudal de aire y el consumo de energía han cambiado con el tiempo, por lo que en un proceso de renovación es importante asegurarse de que la nueva solución de ventilación, calefacción y refrigeración (HVAC) cumple las normas vigentes. Por ejemplo, la potencia específica del ventilador (PFE) permitida para una UTA hoy en día es aproximadamente un tercio de la de ayer, lo que significa que se puede conseguir un consumo de energía significativamente menor.

Lo anterior, y el tiempo en general, ha hecho que las unidades de tratamiento de aire sean de mayor tamaño, lo que puede suponer un reto en los edificios más antiguos. Sin embargo, como los climatizadores actuales son más eficientes e inteligentes que los de ayer, el tamaño y la capacidad de la unidad de tratamiento de aire no tienen por qué aumentar en proporción 1:1 con respecto a los nuevos requisitos. Una serie de funciones y sistemas de climatización controlada en función de la demanda permiten seleccionar las unidades de tratamiento de aire en función de la actividad y la ocupación reales del edificio, en lugar de utilizarlas al máximo, como se hacía antes.

Centralizado o descentralizado

Un proyecto de renovación también puede permitir revisar la ubicación de las unidades de tratamiento de aire. Una solución centralizada tiene una serie de ventajas claras, pero están relacionadas sobre todo con la fase de instalación y el mantenimiento durante el tiempo de funcionamiento. Por lo tanto, están asociadas principalmente al coste de los técnicos y de los trabajos de mantenimiento.

En cambio, el uso del edificio puede favorecer una solución descentralizada con unidades más pequeñas que permitan diversos modelos de funcionamiento en distintas partes del edificio, de modo que una gran variedad de inquilinos puedan alquilar un espacio y estar satisfechos con el clima interior. En una solución descentralizada, algunas unidades pueden incluso funcionar a un nivel mínimo, sólo para cuidar el edificio, cuando el espacio al que sirven no está en uso. Verdaderamente eficiente desde el punto de vista energético.

Eficiencia energética y recuperación de energía aire-aire

Casi todas las unidades de tratamiento de aire actuales incorporan una solución de recuperación de energía aire-aire. Esto significa que la mayoría de las unidades disponen de una solución en la que el aire de impulsión, normalmente más frío, se calienta mediante la energía térmica del aire de extracción. No hace falta decir que el uso de la energía existente reducirá significativamente el consumo total de energía de la unidad.

No obstante, existen diferentes técnicas y características de los intercambiadores de energía, por lo que se recomienda comparar detenidamente tanto la eficiencia energética como la térmica. Además, conviene prestar atención a las necesidades específicas del edificio y sus alrededores, que pueden implicar la demanda de un determinado revestimiento de la lámina de aluminio del intercambiador. Por ejemplo, nuestro intercambiador rotativo Swegon GOLD puede recibir un tratamiento de sorción para una recuperación adicional de la humedad o un tratamiento epoxi para resistir mejor la corrosión.

 

Más información sobre la recuperación de energía aire-aire

Bombas de calor para ahorrar energía

Un edificio necesita calefacción y refrigeración. La introducción de bombas de calor de alta temperatura en sustitución de unidades dependientes de combustibles fósiles, como calderas o calefacción urbana, permite reducir el consumo de energía en aproximadamente un 30% anual. Además, las bombas de calor más recientes se han desarrollado para diversas operaciones de carga parcial, lo que resulta muy eficiente en comparación con las bombas de calor tradicionales, diseñadas para unos pocos escenarios operativos preestablecidos. Además, si se garantiza que la diferencia de temperatura entre los circuitos hidrónicos y el aire exterior ambiente es la mínima posible, se puede ahorrar aún más energía.

Además, en comparación con las tecnologías antiguas, también se puede ahorrar energía utilizando fuentes renovables para la energía primaria de las unidades: la energía solar es una fuente que puede minimizar el consumo de energía que emite gases de efecto invernadero. Así que, cuando se renueve, piense también en el método para la necesidad total de calefacción y refrigeración del edificio.

Cómo las unidades polivalentes pueden transportar energía dentro de un edificio

Las unidades polivalentes pueden proporcionar simultáneamente calefacción y refrigeración para responder a diversas necesidades dentro de un edificio. Además, estas unidades pueden transportar energía entre distintas partes de un inmueble en lugar de transferirla únicamente hacia o desde el exterior, como las bombas de calor o los enfriadores tradicionales. La eficiencia energética de este funcionamiento puede explicarse con un ejemplo en el que un edificio moderno de cristal se calienta con el sol en las partes orientadas al sur, que necesitan refrigeración. Al mismo tiempo, la parte norte del edificio está a la sombra y puede necesitar calefacción. Cuando el calor se transfiere de la parte soleada del edificio a la parte en sombra, se pueden ahorrar cantidades significativas de energía.

 

Más información sobre cálculos energéticos para unidades polivalentes

No debería ser necesario abrir las ventanas

La ventilación, calefacción y refrigeración "estáticas" se suelen hacer a un nivel que puede responder a la necesidad de una sala o edificio abarrotado, lo que rara vez es el caso real. Además de consumir energía, las personas que se encuentran en el interior del edificio pueden sentir frío o corrientes de aire. El riesgo es entonces que la tasa de ventilación se reduzca a un nivel en el que se abran las ventanas para obtener aire fresco, lo que es aún más problemático, ya que se deja salir la energía del edificio y se deja entrar el ruido y la posible contaminación. Una vez más, el clima interior es insatisfactorio.

Por todo ello, es fundamental elegir un sistema de gestión de espacios que se adapte al uso del edificio, tanto en el presente como en el futuro. Existen diferentes sistemas con distintas características, clasificados como destinados a climas interiores con ventilación controlada a demanda (VCD) o volumen de aire variable (VAV). La disparidad más significativa entre ellos es su forma de gestionar el clima interior desde la perspectiva de todo el edificio. Por otro lado, sus similitudes más destacadas se encuentran en el hecho de que permiten mejorar la eficiencia energética y conseguir un clima interior productivo y confortable.

Lea nuestro blog sobre la diferencia entre DCV y VAV

A demand controlled indoor climate to meet the actual need

No matter the size of the renovation project, there are generally great opportunities to lower the energy consumption by considering how a building is ventilated, heated or cooled. A demand controlled ventilation (DCV) is both energy-efficient and key to create a good the indoor climate.

As said, different room management systems have different capabilities and are developed for slightly different needs inside a building, but the clear benefit is that they by the means of advanced products, components and accessories can adjust the indoor climate to a certain need inside. By adjusting the ventilation, heating and cooling to meet an actual need instead of a calculated maximum requirement, significant amounts of energy can be saved. 

 

Avanzado, pero no complicado

Hasta ahora, los sistemas de gestión de estancias se han presentado y descrito desde una perspectiva bastante amplia. A continuación se enumeran dos series de textos útiles para subrayar realmente que estos sistemas están bien desarrollados y son avanzados, no complicados, y que aportan numerosos beneficios a un edificio, a su funcionamiento y a las personas que se encuentran en su interior.

Dos blogs

Two reference cases

Software para la eficiencia energética

Las soluciones de ventilación, calefacción y refrigeración (HVAC) que realmente consumen energía son las que resultan ser incorrectas o no permiten conseguir el buen clima interior necesario. Para no tener que hacer concesiones con un clima interior confortable y productivo, se recomienda utilizar pruebas de laboratorio a escala real y software de selección de productos.

Swegon ESBO es una herramienta de software que se utiliza para garantizar que una solución HVAC pueda cumplir, o incluso superar, los requisitos de un buen clima interior y un consumo mínimo de energía. Además, los programas específicos para cada categoría de producto ahorran tiempo y dinero, ya que los detalles del producto y las especificaciones sobre el funcionamiento óptimo se calculan en la fase de selección. Ejemplos de estos últimos de Swegon son AHU Design, Room Unit Design y CH Design.

Familiarícese con Swegon ESBO
El ahorro energético es uno de los principales incentivos para renovar. En ese punto es clave poder calcular qué opciones tendrán el mejor efecto y serán más rentables.
Börje Lehrman, Especialista en sistemas del equipo de I+D de Room Units de Swegon acerca de las ventajas de utilizar herramientas de software en todo el proceso de construcción

Otras medidas

Hasta ahora, la atención se ha centrado en un mayor ahorro de energía y en renovaciones bastante amplias, pero hay otras medidas para reducir el consumo de energía que pueden marcar diferencias significativas en relación con la economía del edificio, así como con la sostenibilidad, medidas que desde la perspectiva de todo el edificio pueden ser igual de importantes.