You might want to visit our North American website:

Una solución más eficiente con menor coste

AstraZeneca, Waltham, Massachusetts

Cuando AstraZeneca amplió sus instalaciones de administración e investigación en Waltham, Massachusetts, se necesitaban sistemas de ventilación para los edificios administrativos y para los laboratorios de investigación y desarrollo.

De vigas enfriadoras a módulos de confort

AstraZeneca ya tenía experiencia con vigas enfriadoras. Ahora mostraba interés en la distribución del aire en cuatro direcciones, una tecnología que por entonces se utilizaba poco en Estados Unidos. La distribución en cuatro direcciones ofrecía la posibilidad de reducir costes al necesitar menos vigas, conseguir una potencia frigorífica mayor con unidades más compactas montadas en el techo y además incluir algunas de las zonas de laboratorios del centro.

PARASOL ofrecía grandes ventajas

PARASOL permitiría incrementar significativamente la superficie de intercambio de aire sin tener que usar más espacio en el techo para el sistema. Los módulos proporcionaban un mayor volumen de aire y capacidad de regulación, era más fácil adaptarlos a las diferentes distribuciones de las oficinas cuando se hacían cambios o reformas y se reduciría el número de caudales de aire, así como la cantidad de válvulas de control y conexiones de tubos. Todo esto contribuyó a una solución más rentable que las vigas enfriadoras normales.

La menor velocidad del caudal del aire hacía menos ruido y mejoró la acústica. Los módulos compactos y agradables desde el punto de vista estético, eran enormemente fiables y no tenían partes móviles, por lo que necesitaban menor mantenimiento periódico.

Swegon industrilokal astra zeneca

Ahorro del 20 % y uso mejorado del espacio

Ahorro estimado del 20 % en comparación con otras opciones. Además, los módulos PARASOL proporcionan un caudal de aire optimizado y equilibrado en comparación con los sistemas de ventilación tradicional, lo que permite aumentar la ocupación de la oficina de una a dos personas de media, si es necesario.

Solución tecnológica

El aire de entrada se filtra tres veces antes de pasar a los edificios. Un sistema de refrigeración central suministra agua a todos los edificios a una temperatura de entre 11 y 15 °C (dependiendo de la estación). Una mezcladora controlada según la temperatura, ubicada en la última planta de cada edificio, mantiene el agua en un bucle de suministro ligeramente por encima de 15 °C, por lo que no hace falta drenar el agua de condensación del caudal refrigerante.

 

El aire de impulsión primario se enfría y mezcla con los caudales de aire recirculado ante de entrar en las secciones del bucle. El aire primario presuriza los espacios de oficinas situados encima de los laboratorios contiguos y pasa por las rejillas del techo a los laboratorios en forma de aire entrante, con lo que se consigue ahorrar más energía.

Swegon astra zeneca